En dos islas de Galápagos ya no quedan llantas usadas

Anunciaron el logro alcanzado, desde la izquierda: Andrés Pino, José J. Guarderas, Raúl Ledesma y Norman Wray. / DIMITRAKIS

Una campaña eficiente permitió recolectarlas y someterlas a un proceso de reciclaje fuera de las islas. El total de neumáticos recogidos equivale al volumen de un edificio con 5 pisos.

Dimitrakis / Guayaquil / 17-12-19

Una vez más, la iniciativa privada toma la delantera en asuntos de interés público para el Ecuador. El Sistema Ecuatoriano de Gestión Integral de Neumáticos Usados (SEGINUS), primer modelo colectivo sin fines de lucro que trabaja en pro del reciclaje, específicamente de neumáticos, hace noticia de la mejor manera: organizando y desarrollando hasta el final la campaña “Galápagos libre de neumáticos usados”. 

Seginus lideró esta iniciativa, juntando para impulsarla al Ministerio del Ambiente, los gobiernos locales de Santa Cruz y San Cristóbal (las islas beneficiadas), el Consejo de Gobierno de Galápagos, las empresas Panismar y Trasnave y a instituciones locales, públicas y privadas, con la meta de librar de llantas abandonadas a las dos islas de Galápagos, cuyos ecosistemas padecían con estos desechos de descomposición contaminante.

Muchos de los neumáticos recogidos, más de 10 mil, se hallaron en los rellenos sanitarios de las islas Santa Cruz y San Cristóbal. Esa cantidad de llantas es igual en volumen a un edificio de cinco pisos, y el dato más grave es que cada neumático tarda al menos 500 años en descomponerse. Y de seguir acumulándose quitará vital espacio en las Islas para las especies que ahí conviven, a lo que se suma la contaminación de la atmósfera en caso de incineración o la polución por degradación química de sus componentes al pasar el tiempo, que termina llegando a fuentes de agua o posándose en la vegetación. 

Por supuesto la recolección de estos neumáticos va acompañada de una campaña integral de divulgación y concienciación, que incluye un programa de educación ambiental que estimula a los moradores a continuar recogiendo las llantas desechadas para destinarlas al reciclaje.

En el acto público para anunciar la buena nueva, José Javier Guarderas, director ejecutivo de SEGINUS, indicó que las llantas en desuso que había en las Islas pronto entrarán en centros especializados de reciclaje. “El país debe sentirse orgulloso de este logro convertido en realidad, gracias a un esfuerzo interinstitucional de personas ecuatorianas. Hoy alcanzamos algo histórico: proteger más a Galápagos, que no solo es una provincia insular, sino que es Patrimonio Natural de la Humanidad”, enfatizó.

El ministro de Ambiente, Raúl Ledesma, indicó que este tipo de iniciativas de protección ambiental y fomento de la economía circular marcan un antes y un después en el desarrollo sostenible del país. “Ecuador, con este sueño hecho realidad, fortalece su senda hacia un nuevo progreso que cuida la naturaleza”, expresó convencido.

Cómo nació la campaña

Ocurrió cuando un equipo técnico que es parte de SEGINUS viajó a las Islas Santa Cruz y San Cristóbal, en compañía del ministro del Ambiente. En este viaje pudieron darse cuenta de la gran cantidad de neumáticos abandonados que ellos encontraban a su paso, por lo que no dudaron ni un segundo en contactar a sus otros aliados, los cuales se sumaron al instante.

Una parte de las llantas recogidas para reciclar. / DIMITRAKIS

En poco tiempo, pero con un arduo trabajo, se procedió a realizar la recolección y todo lo recogido será trasladado a Guayaquil en dos tandas por medio de empresas de transporte marítimo. El primer viaje estaba previsto que arribe a puerto guayaquileño el 16 de diciembre/2019.

Pero no se trata de sacar el mal de un lugar para llevarlo a otro. Esta es una labor destinada al reciclaje de los neumáticos hallados, porque no es conveniente solo enterrarlos o almacenarlos, sino reciclarlos para distintos usos y de manera técnica. Gracias a la experiencia de SEGINUS en el tema, esto ya no es una complicación.

Este tipo de reciclaje es bastante complicado, más que los reciclajes comunes que se hacen con el vidrio o residuos orgánicos. El material de los neumáticos irá destinado a distintos procesos, para obtener pisos de caucho, alfombras, cogenerar energía, obras de artesanía, bolsos, entre otras cosas.

Pero, además, no es necesario pasar solamente por un proceso industrial para hacer uso de neumáticos desechados, porque si los tienes en casa o en tu lugar de trabajo, son muchas las cosas que puedes hacer con ellos, desde columpios para los pequeños de la casa, como macetas para tus plantas, sillas, etc. La idea es que este tipo de campañas y capacitaciones sobre educación ambiental puedan perdurar en el tiempo.

Galápagos es esencial para Ecuador y el mundo

Galápagos es un ecosistema frágil, declarado por la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad, por lo cual debemos protegerlo pensando en la vida animal y en las diferentes especies que allí se encuentran y que son el principal atractivo que hace que muchas personas alrededor del mundo vayan a visitarlas.

Este es un gran paso, pero además las Islas Encantadas afrontan la contaminación por residuos plásticos que provienen no solo de costas ecuatorianas, sino de barcos pesqueros, costas de Centroamérica y Perú. Por eso se espera que la iniciativa inspire a tomar medidas decisivas, contra todo tipo de contaminación, de parte de la sociedad civil y los gobiernos locales e internacionales.