Negligencia de alcaldes dificulta el acceso al agua potable en 3 cantones de Manabí

Como en los peores tiempos de escasez, muchos consumidores reciben el agua potable a través de tanques movidos por camiones. / EPAM

Esto es grave. Habitantes de los cantones Manta, Jaramijó y Montecristi, en la provincia ecuatoriana de Manabí, afrontan serias dificultades para obtener el agua potable de consumo vital diario. Un descuido de sus respectivos gobiernos municipales, dirigidos por los alcaldes correspondientes, dejó pasar el tiempo sin tomar las previsiones a que había lugar.

Según el facsímil de unos documentos oficiales que nos ha hecho llegar el periodista David Ramírez Bravo por la red de mensajería WhatsApp, el funcionario a cargo de liquidar a la compañía Refinería del Pacífico -proyecto estatal fallido-, Christian A. García, el 13 de junio del 2019 advirtió a los alcaldes de los tres cantones, que el funcionamiento del acueducto La Esperanza (Cantón Bolívar) – El Aromo (Cantón Manta) estaba en riesgo de paralización por falta de mantenimiento adecuado, ya que dicha compañía carecía de liquidez. Y recomendaba a cada uno de los tres mandatarios municipales que tomen las previsiones del caso.

Dicho acueducto provee agua cruda a los tres municipios referidos, donde a su vez cada gobierno cantonal la potabiliza y distribuye a sus respectivos consumidores.

A pesar de esa advertencia -clara, oportuna y honesta-, ninguno de los tres alcaldes hizo algo para evitar el colapso, pues finalmente éste se ha dado y tiene a las tres poblaciones recibiendo el agua potable, de manera racionada, a través de tanques movilizados en camiones, como en los peores momentos de escasez.

Según el liquidador García, la falta de mantenimiento oportuno ha deteriorado la sala de bombas y su equipamiento eléctrico, cuyas partes no tienen repuesto en Ecuador. Una tarjeta de circuitos, cuyo daño causó la paralización del bombeo, hay que importarla y tiene un precio por encima de los 7 mil dólares estadounidenses.

En una entrevista con periodistas de una radioemisora manabita y cuya grabación en audio también la recibimos del periodista Ramírez, el liquidador García dice que también hay problemas con los acondicionadores de aire que estabilizan el clima dentro de la sala de mandos y de bombas. Mientras que, en su comunicación escrita, destinada a los alcaldes Agustín Intriago, Washington Arteaga y Bawer Bailón, observa que el suministro eléctrico para las bombas depende exclusivamente de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) en Manabí, dejando entrever la falta de generadores autónomos propios.

En un comunicado oficial de hoy, martes 21 de enero/2020, el alcalde de Manta, Agustín Intriago, reprocha, sin nombrarla, a la compañía Refinería del Pacífico por no darle mantenimiento al acueducto de marras, y promete gestionar que la administración de éste pase a manos municipales, sin precisar si esa responsabilidad la asumiría solamente el Gobierno seccional de Manta o en conjunto con los de Jaramijó y Montecristi.