El agua volvió a las tuberías, pero “provisionalmente” según la EPAM

Planta potabilizadora de agua de la EPAM, situada en la Parroquia Colorado del Cantón Montecristi. Abastace a la Parroquia Eloy Alfaro de Manta. / EPAM

Sin precisar el día ni la hora en que comenzó a llegar nuevamente agua cruda desde la represa La Esperanza, situada en el Cantón Bolívar, la EPAM (Empresa Pública Aguas de Manta) informa que su planta potabilizadora, ubicada en la Parroquia Colorado del Cantón Montecristi, ya está distribuyendo el líquido a sus consumidores de la Parroquia Eloy Alfaro a través de la red de tuberías.

Añade que la reanudación de este servicio empezó “desde el fin de semana” recién pasado y que “se restablece a buen ritmo en la Parroquia Eloy Alfaro de Manta. Esto luego de la emergencia hídrica que inició el 18 de enero y duró más de 15 días, tras la paralización del acueducto La Esperanza, administrado por la Refinería del Pacífico.”

César Delgado, gerente técnico de la EPAM, “confirmó que desde el domingo pasado los barrios de la zona baja de la parroquia empezaron a recibir agua en sus hogares. Luego fue el turno para la zona media y hoy, lunes 3 de febrero, le tocó el turno a la zona alta.” Lo que significaría que el agua cruda empezó a llegar el sábado a la planta potabilizadora, tal como lo anunció previamente el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, que se hizo cargo de reparar los daños en el cuarto de bombas del acueducto.

Delgado prevé que en el transcurso de la presente semana el servicio se normalizará de forma igualitaria en las tres zonas de la Parroquia Eloy Alfaro. Sin embargo, aseguró que la distribución de agua por medio de camiones cisterna no se ha detenido, hasta que la distribución por tuberías se normalice completamente.

La EPAM advierte a la ciudadanía que, antes de comenzar a utilizar el agua recién llegada por la tubería, es necesario dejarla correr por unos minutos a fin de que salgan las impurezas acumuladas en la red de distribución durante el tiempo que esta no estuvo funcionando.

Solución provisional

Según la EPAM, no hay que cantar victoria todavía, porque el problema de desabastecimiento de agua solo ha sido resuelto provisionalmente. Su gerente general, Jean Carlos Montesdeoca, recordó que el Ministerio de Energía cambió el banco de baterías del acueducto La Esperanza, reparó el sistema de climatización del cuarto de variadores eléctricos y arregló las tarjetas electrónicas; pero hizo notar que la solución definitiva se dará cuando se adquieran nuevas tarjetas electrónicas y todos los equipos y accesorios eléctricos que se necesitan para mantener en óptimas condiciones el sistema de bombeo La Esperanza, administrado por la empresa que maneja el proyecto Refinería del Pacífico en liquidación.