Actuación de notarías está condicionada a la emergencia

El siguiente es el comunicado del Consejo de la Judicatura de Ecuador, que explica cómo está funcionando el servicio nacional de notarías durante la emergencia sanitaria por el coronavirus.

“Ante la emergencia sanitaria por el COVID-19, el Pleno del Consejo de la Judicatura (CJ) adopta políticas orientadas a proteger la vida y la salud de las y los usuarios y del personal que labora en el Sistema Notarial.

En este marco, el Consejo de la Judicatura informa que a escala nacional existen 593 notarías y no todas empezarán a funcionar de manera restringida.

La Dirección General del CJ, en coordinación con las Direcciones Provinciales de la institución, supervisará que previamente se cumplan las medidas de protección necesarias.  En cada provincia se determinará las notarías que funcionarán bajo esta modalidad, así como el horario de atención a los usuarios y el cronograma de turnos. Se tomarán en cuenta aspectos como número de notarías existentes, su sectorización y el nivel de demanda ciudadana.

Insumos de bioseguridad a cargo de notarios

Asimismo, se aclara que la dotación de insumos de bioseguridad para quienes trabajan en estas dependencias, a escala nacional, es responsabilidad exclusiva de los notarios.

Las Notarías son órganos auxiliares de la Función Judicial y el servicio que ofrecen es público.

La ley establece que de las tasas notariales que los usuarios cancelan por el servicio que reciben, un porcentaje es para el notario y otro para el Estado. El Consejo de la Judicatura no percibe ningún valor por concepto de las mencionadas tasas.

Servicio restringido y con bioseguridad

El Director General del CJ, doctor Pedro Crespo, dispuso, el 11 de abril de 2020, que el funcionamiento de las notarías durante la emergencia sanitaria por el COVID – 19 sea restringido y se realice bajo estrictas condiciones de bioseguridad como: el uso de trajes de protección, termómetros electrónicos, mascarillas, guantes, gel antibacterial, etc. Después de cada jornada de atención, se deberán realizar tareas de limpieza y desinfección.

No laborarán funcionarios vulnerables

Asimismo, se dispuso que para precautelar la vida y la salud de las y los notarios y sus colaboradores, estarán excluidos de la prestación del servicio notarial durante la emergencia sanitaria, quienes presenten condiciones de vulnerabilidad de contagio de COVID-19, tales como, edad superior a los 60 años, estado de gestación, patologías crónicas e inmunodeprimidos o el padecimiento de comorbilidades, debidamente justificadas.

Adicionalmente, las y los notarios deben observar los protocolos de bioseguridad establecidos por el Ministerio de Salud Pública, el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE) y el CJ.

La notaría tiene que ser presencial

Todas las acciones del CJ para la atención restringida del servicio notarial, previstas en la Resolución N° 035-2020, fueron comunicadas a la Secretaría de Gestión de Riesgos. De igual forma, el Director General del Consejo de la Judicatura solicitó una reunión con el COE para analizar la atención restringida en el servicio notarial a nivel nacional.

Sobre el requerimiento de los notarios respecto a que se realicen actos notariales por vía telemática, el CJ reitera que la función del notario como fedatario público es una actividad personal que se la realiza de manera presencial. Por tanto, el Consejo de la Judicatura debe velar porque los actos y contratos establecidos como emergentes y prioritarios que constan en la Resolución N° 035-2020, se cumplan en el marco de la Constitución de la República y la Ley, evitando futuras nulidades.  

Las y los usuarios del servicio notarial pueden solicitar la revisión de documentos a través de correo electrónico, y gestionar la cita con el notario para la firma de documentos, conforme el cronograma de turnos en cada provincia.

Notarios prorrogados

Cabe recordar que el Pleno del CJ, mediante Resolución N° 191-2019, declaró la terminación de los nombramientos de las y los notarios cuyos períodos concluyeron en  2019.

Según el artículo 121 del Código Orgánico de la Función Judicial, los notarios referidos permanecerán en sus cargos hasta que sean legalmente reemplazados por los ganadores del concurso público de méritos y oposición que realice el Consejo de la Judicatura.

Por mandato constitucional y legal, las y los notarios están bajo el régimen disciplinario del Consejo de la Judicatura que es el máximo órgano de gobierno, administración, vigilancia y disciplina de la Función Judicial.”

FUENTE: Comunicado del Consejo de la Judicatura de Ecuador (Quito), distribuido por su Dirección Nacional de Comunicación.