El servicio de entrega en domicilio infla el tránsito vehicular

Dos taxistas tradicionales se pusieron un día los zapatos de agentes municipales de tránsito y comprobaron que muchos vehículos privados, pese al confinamiento sanitario, están en la calle con salvoconducto para hacer entregas a domicilio./ GAD Manta

Dos dirigentes del servicio tradicional de taxis que se ofrece en Manta (Ecuador), incrédulos de que la Dirección Municipal de Tránsito (DMT) estuviera controlando con propiedad el cumplimiento de las restricciones a la circulación vehicular durante la emergencia sanitaria por la COVID-19, aceptaron dedicar un día completo a acompañar el trabajo de algunos agentes viales y comprobar así cómo actuaban estos.

Asombrados por ver a tantos carros privados circulando por las calles en horarios en los que la circulación vehicular está muy restringida, los taxistas querían saber si los agentes de tránsito controlaban el buen uso del salvoconducto oficial; o si, por el contrario, estaban siendo permisivos. No les bastaba la palabra de la autoridad vial, querían verlo por sí mismo.

Y un día se unieron a los agentes y fueron con ellos a controlar el tránsito vehicular en las calles de la ciudad. Palparon en carne propia los operativos que ejecuta la DMT en varios puntos del cantón y se llevaron una reveladora experiencia.

Antes de este ejercicio, el gremio que agrupa y representa a los taxistas había manifestado su inconformidad “por el aumento del taxismo informal”. Pero durante los controles presenciados por ellos, evidenciaron que muchos vehículos particulares se rigen por las reglas establecidas para el servicio a domicilio (delivery) y que usan salvoconducto autorizado.

Víctor Lucas, presidente de la Cooperativa de Taxis Universitaria y uno de los dos observadores del control de tránsito, señaló como satisfactoria su experiencia. “Tuve la oportunidad de palpar la realidad del uso del salvoconducto. El aumento de vehículos particulares no es culpa de Tránsito, ni del Municipio. La facilidad de emitir salvoconductos a nivel nacional ha incrementado el tráfico”, reconoció Lucas.

En la misma sintonía está Medardo Sabando, presidente de la Federación de propietarios de taxis en Manta. Él verificó la problemática, pero, en vez de amilanarse o proferir maldiciones, dejó un mensaje amistoso a la ciudadanía: “También estamos operativos con nuestras unidades para el servicio delivery. De esta manera podemos aminorar el impacto económico que hemos sufrido en la emergencia”.

Los dos taxistas, y a la vez dirigentes gremiales, constataron que algunos conductores de automotores privados están dentro de la norma nacional vigente, pero durante el operativo también se identificaron faltas de algunos de ellos. Esto dio lugar a la retención de 20 vehículos, cuyos conductores irrespetaron las restricciones de movilidad. 

Guillermo Belmonte, director municipal de Tránsito, vio con buenos resultados este ejercicio, con el que los taxistas presenciaron in situ que el salvoconducto para servicio a domicilio ha aumentado la salida de vehículos particulares a la calle.

“Los operativos se vienen realizando de manera continua y, tras la queja de los dirigentes, se les invitó a que participen”, explicó Belmonte.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y foto.