Cómo se protege de la COVID-19 a judiciales de Montecristi, Portoviejo y Manta

Entre las medidas de prevención consta el control del estado de salud./ CJ Manabí

Procurando evitar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 entre las personas dedicadas a servir al público en la Función Judicial de Portoviejo, Manta y Montecristi (provincia de Manabí), la Dirección Provincial del Consejo de la Judicatura (CJ) del Ecuador continúa desarrollando jornadas médicas de valoración, control y prevención de la enfermedad COVID-19.

En Portoviejo se realizaron pruebas de detección del mal a 60 servidores que trabajan en las unidades judiciales Civil; Laboral; de Familia, Mujer, Niñez, Adolescencia y Adolescentes Infractores; en la Corte Provincial de Justicia y en el Tribunal Contencioso.

Estas actividades también se desarrollaron en el Palacio de Justicia y en la Unidad Judicial Penal de Manta, al igual que en la Unidad Judicial Multicompetente de Montecristi, donde fueron valorados 110 servidores.

En estas jornadas, además, se evaluaron las condiciones de salud y al mismo tiempo se concientizó a los funcionarios sobre las formas de prevenir esta enfermedad en sus espacios de trabajo y en sus hogares, para evitar nuevos brotes del virus.

La prevención se realiza en todas las unidades judiciales de la provincia, en coordinación con brigadas médicas del Ministerio de Salud Pública y con la participación de médicos del CJ de Manabí.

La Judicatura de Manabí ha informado que mantiene activos los protocolos de bioseguridad en todas sus dependencias, reafirmando su responsabilidad de trabajar por la salud y el bienestar de los servidores y garantizar la continuidad del servicio a la ciudadanía.

FUENTE: Boletín y foto proporcionados por la Unidad de Comunicación de la Dirección Provincial de la Judicatura en Manabí (Portoviejo).