Comienza conciliador el presidente electo

El primer discurso del presidente ecuatoriano electo, Guillermo Lasso Mendoza, tras asegurarse el triunfo en el balotaje./ FOTO de ecuavisa.com, tomada de Google

Con un discurso cauto, sosegado y conciliador, el presidente ecuatoriano electo, Guillermo Lasso Mendoza, dio gracias al Sumo Creador de la existencia, a los electores y a cuanta persona u organización social contribuyeron para su triunfo el día domingo 11 de abril del 2021.

Su contendor en el balotaje, Andrés Arauz Galarza, respondió cortésmente reconociendo el triunfo de Lasso y sin ningún cuestionamiento a esta última parte de las elecciones generales conducidas por el Consejo Nacional Electoral (CNE). Incluso llamó por teléfono al ganador para felicitarlo, lo mismo que hizo, por la red social Twitter, Rafael Correa Delgado, expresidente ecuatoriano y mentor político de Arauz.

Lasso anunció que su gestión presidencial estará concentrada en mejorar la vida de todos los ecuatorianos, sin desviarse a perseguir a alguien por motivos políticos, ni enfrascarse en litigios escabrosos que perturben la tranquilidad creadora de la población.

El discurso lo pronunció cuando los resultados electorales oficiales aseguraban su triunfo. Fue en un centro de convenciones en la ciudad de Guayaquil, donde él reside con su familia, teniendo a su lado a Jaime Nebot Saadi, la figura más prominente del Partido Social Cristiano que apoyó la candidatura del presidente electo.

La compostura mesurada de los dos contendientes electorales alivió la tensión política que crispaba los ánimos de sus respectivos partidarios y que preocupaba en general a los ecuatorianos.