Entre la responsabilidad materna y la profesional

La experiencia materna y profesional de seis mujeres ecuatorianas. FOTO: Pamela Reyes y su hijo./ AYASA / RENAULT / EFFECTIVE

Seis mujeres jóvenes, empleadas en labores de dirección ejecutiva para la empresa Automotores y Anexos, S. A., distribuidora de la marca Renault en Ecuador, nos cuentan su experiencia personal de ser madre y al mismo tiempo desempeñar un alto cargo privado que persigue logros muy exigentes. 

Ser mamá, y trabajar, son objetivos que muchas mujeres tienen en común. A pesar de que en ocasiones es un gran desafío, el apoyo del lugar donde laboran puede significar un gran aporte para que las tareas diarias se vuelvan un poco más sencillas.

Multifacética

Lucía Dueñas y su hijita./ AYASA / RENAULT / EFFECTIVE

“Poder tener la satisfacción de trabajar en lo que amas y ver a tu familia feliz, resulta una ecuación maravillosa”, menciona Lucía Dueñas, madre incansable y apasionada, gerente de Desarrollo Humano Organizacional “DHO” en la concesionaria.

Cuenta que el balance de su vida profesional y familiar es el reto al que se enfrenta siendo mamá, y más hoy con la situación sanitaria en la cual los niños requieren constantemente más atención. Su secreto ha sido la organización del trabajo y poder apoyar a su hija con mucha paciencia en sus actividades diarias. También se ha dado cuenta de lo multifacética que puede ser una mujer que busca hacer las cosas con amor, encaminada siempre a sus objetivos.

Valiente y luchadora

Gabriela Rodríguez y su hijita./ AYASA / RENAULT / EFFECTIVE

Gabriela Rodríguez, jefa de Producto Posventa / Renault

Valiente, porque el ser mamá implica una serie de cambios en tu forma de vida donde no hay manuales. Desde el primer día que te enteras de que estás embarazada, luego dar a luz, los primeros días con tu bebé en la casa y el día a día generan miedos e incertidumbres que con valentía los asumimos por el bienestar de nuestro bebé y de nuestra familia. Vamos aprendiendo en el proceso con mucho amor y paciencia; somos cada vez mejores, más prácticas, capaces de resolver cualquier problema que se presente.

Luchadora, porque no es fácil ser madre; sin embargo, es completamente gratificante el ver a nuestros hijos/as crecer y cómo le sonríen a la vida. Las jornadas son largas, vinculando trabajo, quehaceres del hogar y cuidados de nuestros hijos/as.

Mamá todoterreno

Yanila Ortiz, hija e hijo./ AYASA / RENAULT / EFFECTIVE

Yanila Ortiz, jefa de Ventas de Renault, Sucursal Carlos Julio Arosemena, Guayaquil

Ser una mamá representa un gran esfuerzo y mucha organización. Desde el principio he tratado de encontrar el equilibrio entre mi vida profesional y familiar; un auténtico ejercicio de malabares, una verdadera aventura. Me considero una mamá todoterreno.

He trabajado desde que tenía 15 años. Me encanta poder tener la oportunidad de vivir ambas experiencias: ser profesional y ser madre. Tengo un niño de 12 años y una bebé de 7 meses; y para mí ha sido una bendición trabajar en una marca a la que amo y donde el bienestar de sus colaboradores es una prioridad, esto me ha ayudado a compartir tiempo de calidad con mi familia. Lo valoro mucho y me ayuda a continuar dando siempre lo mejor de mí.

Mamá luchadora

Salomé Aguilar, con hija e hijos./ AYASA / RENAULT / EFFECTIVE

Salomé Aguilar, auxiliar de Servicios Varios

Una mamá es quien cada vez que se le acaban las fuerzas sigue luchando para respirar profundo y mirar los ojos de sus hijos y así seguir adelante.

Soy una madre que lo ha dado todo, tanto en el trabajo como en mi hogar; esto con el fin de saber que hacer bien el papel de mamá y colaboradora es posible, y más aún si se tiene el amor de la familia y el apoyo de la empresa.

Mamá decidida y amorosa

Evelyn Román y su hijito./ AYASA / RENAULT / EFFECTIVE

Evelyn Román, gerente de Contabilidad en Automotores y Anexos.

Una mamá es aquella que ama lo que hace y que sabe balancear el tiempo con su familia y el tiempo en su trabajo.

Soy una madre que se esfuerza por dar lo mejor de sí cada día, en los dos ámbitos de su vida: laboral y familiar, y sabe combinar ambas cosas con éxito.

Una mamá que aporta activamente para el desarrollo de la empresa y de la sociedad y está presta a ayudar a quienes lo necesitan. Una mamá es una madre que ama incondicionalmente a sus hijos y se esfuerza cada día por darles un futuro mejor.

Mamá moderna

Pamela Reyes y su hijo./ AYASA / RENAULT / EFFECTIVE

Pamela Reyes, gerente de la Sucursal Automotores y Anexos, Manta

Me identifico totalmente como una mamá. Siento pasión por mi vida y la transmito día a día en las diferentes facetas en las que como mujer me desempeño.

Como madre, enseñándole a mi hijo con el ejemplo: a vivir su vida, guiado por la transparencia en sus acciones y trabajando con esfuerzo y honestidad por cumplir sus sueños.  Me catalogo como una madre moderna que apoya y respeta las decisiones y anhelos de su hijo, motivándolo a perseguir sus metas, creyendo en sus capacidades y talento. 

Y, como mujer profesional, que ha trabajado desde muy joven por sobrepasar las expectativas propias y de terceras personas, siempre pensando en el trabajo en equipo como el principal motor de los logros, incentivando a otras mujeres a no ponerse limitaciones y superar los obstáculos que se presenten en la vida profesional y personal, sin desalentarnos y mirando el futuro siempre como una oportunidad. 


FUENTE: Automotores y Anexos, S. A. / Renault (Quito, Ecuador), mediante boletín y fotos enviados a REVISTA DE MANABÍ a través de la Agencia de Relaciones Públicas Effective, con firma de Carolina Ñacato.