Meterle mano al Cuerpo de Bomberos es jugar con fuego

Hace poco esta embarcación no pudo prestar servicio de emergencia por falta de combustible, descuido atribuido al extraño jefe transitorio del Cuerpo de Bomberos de Manta./ FOTO enviada por D. R.

David Ramírez*

david@ramirezbravo.com

Los mantenses rechazan rotundamente que se pretenda meter mano al Benemérito Cuerpo de Bomberos, que fue fundado el 6 de agosto de 1890  – es decir, mucho antes que Manta se erigiera como cantón – y que, por la naturaleza de disciplina y abnegación de sus miembros, es la más emblemática y respetada institución que tiene la ciudad.

Si bien la Constitución reconoce que los gobiernos autónomos descentralizados gozarán de autonomía política, y que en correlación con ese principio, el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD) establece que los gobiernos municipales tendrán la competencia de gestionar los servicios de prevención, protección, socorro y extinción de incendios, cualquier resolución debe estar amparada en el Código Orgánico de Entidades de Seguridad y Orden Público (COESCOP), que norma el funcionamiento de los cuerpos de bomberos del país.

Anuncios

En otras palabras, el GAD de Manta, una vez que adscribió el Cuerpo de Bomberos, tiene que guiarse del COESCOP, que de manera expresa garantiza que la entidad debe ser comandada por un bombero elegido entre los oficiales de mayor jerarquía y antigüedad. Punto.

Aquí no hay nada que inventar, las leyes estás escritas. Además, el Cuerpo de Bomberos tiene 131 años de gloriosa historia sin estar al vaivén político. La designación del economista Xavier Briones como jefe transitorio  – que no es bombero –  constituye una transgresión a la institucionalidad, y prorrogar indefinidamente sus funciones, como se pretende, rompe el principio de juridicidad, por lo que todo acto que realice podría ser nulo y acarrearía graves consecuencias a la entidad.

Para este jueves 3 de junio, el GAD de Manta tiene previsto aprobar en segunda instancia la reforma a la Ordenanza de Adscripción del Cuerpo de Bomberos de Manta, que fue sancionada en primera el 27 de mayo con el voto en contra de los concejales Bosco Vera y Juan Casanova. La revisión del tema ha estado en manos de la Comisión Especial Municipal de Gestión de Riesgos, Bomberos y Seguridad, integrada por los concejales Mauro Rezabala, Marciana Valdivieso y María Beatriz Santos.

A última hora, este jueves 03 de junio del 2021 fue presentada esta Acción de Protección con medida cautelar, para favorecer los derechos de los tres oficiales de bomberos en línea de ascenso al grado de primer jefe del Cuerpo de Bomberos de Manta./ FOTOCOPIA enviada por D. R.

Lo extraño es que, mientras aun cuando hasta el 3 de junio no estuvo aprobada esa ordenanza, el mismo 27 de mayo la Unidad Administrativa de Talento Humano del Cuerpo de Bomberos de Manta comunicó a todo el personal que, de acuerdo al Oficio Nro. MTA-ALCM-OFI-27052021727, suscrito por el Dr. Raúl Castro Flores – alcalde encargado, emite la Acción de Personal Nº. 03-UATH-2021 donde se dispone ampliar la designación de Xavier Fernando Briones Mendoza Mg. como jefe transitorio de bomberos.

La actuación del Concejo Municipal tiene visos de ser precipitada  –por decir lo menos –  y se exige ante todo transparencia en un tema sensible y de connotaciones cruciales para Manta. Meter alegremente las manos en el Cuerpo de Bomberos es, literalmente, jugar con fuego y traerá efectos negativos.

Al momento, la más alta oficialidad de los bomberos está integrada por dos mujeres y un hombre: Aura Posligua, Miriam Barcia y Jhonny Cedeño, todos con rango de mayor y 35, 24 y 18 años de servicio en la entidad, respectivamente. Lo más loable sería si el GAD de Manta escogiera a uno de ellos como jefe de bomberos; e, incluso más allá  –a tono con el avance de reconocimiento a la mujer en el Ecuador –,  que una de ellas fuera la seleccionada, tal cual una mujer preside la Asamblea Nacional, la Comandancia General de la Policía o la Fiscalía General, por citar los ejemplos más visibles.

Al respecto, la concejala María Beatriz Santos lideró en diciembre del año 2020 la creación de la primera Escuela de Formación Política para Mujeres, con la misión de empoderar a las féminas y darles las herramientas de capacitación necesarias para que puedan insertarse en el mundo político en igualdad de condiciones; por tanto, y en justicia, bien podría promover que una mujer esté al frente del Cuerpo de Bomberos de Manta.

Estos primeros seis meses en que el Cuerpo de Bomberos está bajo la injerencia del GAD de Manta, no han sido precisamente un inicio de buen augurio. La entidad ha caído en una espiral de caos terrible que evidencian que el jefe transitorio no está a la altura de las circunstancias. Los resultados están a la vista. El domingo 30 de mayo las lanchas rápidas de los bomberos no pudieron acudir a un rescate por falta de combustible y motores averiados, como ocurre con gran parte del parque automotor. Esto por citar el último incidente que deja ver las costuras de la vigente gestión bomberil.

Insistimos, la experiencia no se improvisa, como tampoco la política debe corromper una institución tan noble como el Cuerpo de Bomberos de Manta. Su presupuesto es de aproximadamente USD $4’600.000. Cuidado con eso.


* David Ramírez es periodista manabita residente en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos de América del Norte, desde donde colabora ocasionalmente con información y opiniones suyas para REVISTA DE MANABÍ.