Después de la divulgación viral de un video con niños subidos a un árbol para tele educarse, fue inaugurado un servicio de internet inalámbrico (wi-fi) público en el principal poblado.