El sábado 14 de octubre del año en curso, la Fundación Hermano Miguel -en alianza estratégica con el Patronato municipal de Manta- llevó una brigada médica hasta el centro poblado de Pedernales, donde atendió gratuitamente a cerca de 500 personas que aún padecen los estragos del terremoto sucedido el 16 de abril del 2016.

Ese servicio de salud incluyó medicina general, ginecología, pediatría, traumatología, fisiatría, otorrinolaringología, audiología, optometría, odontología y psicología, según lo reveló María Eugenia Paredes, directora ejecutiva de la fundación quiteña.

Sensible y generosa como es la gente sencilla, los beneficiarios del servicio se mostraron muy agradecidos y contentos con la atención médica y la medicina que recibieron gratuitamente y de manera cordial.

El Dr. Jimmy Asanza, director médico del Patronato municipal de Manta, indicó que la presencia de la unidad médica móvil y el correspondiente personal médico que aportó esta entidad pública, es un gesto entregado con mucho afecto al cantón hermano y además una muestra de agradecimiento a la Fundación Hermano Miguel, donante frecuente de prótesis y órtesis a ciudadanos amparados por el Patronato mantense.

FUENTE: Patronato municipal de Manta, mediante boletín informativo y fotos con firma de la periodista Gema Arteaga, subdirectora de comunicación.- MANTA, 19 de octubre de 2017.
Anuncios