En una “casa abierta” al público en la ciudad de Manta, el Distrito de Salud 13D02 (Manta, Jaramijó y Montecristi) conmemoró el Día Mundial de la Donación de Sangre (14 de junio) y animó a los visitantes a que donen la suya.

Fue un acto colorido y alegre, con el que colaboró el personal del Centro de Salud María Auxiliadora. Hubo numerosas actividades lúdicas para atraer a la gente y motivarla a donar su sangre, haciendo notar que la disponibilidad de ésta en las casas de salud es vital para salvar vidas en situación de alto riesgo.

En un stand, la dinámica motivadora estuvo direccionada a que los ciudadanos sepan cómo la alimentación correcta es necesaria para producir sangre de óptima calidad; y, para dejar claro cuál es el equilibrio alimentario correcto, se animaba a los visitantes a jugar con fichas distintivas de cada producto comestible; el desafío era llenar un plato con los alimentos básicos de una dieta saludable.

La nutricionista Viviana Santana explicaba que los frijoles, las lentejas y los vegetales de hojas verdes son ricos en hierro, necesario para fabricar hemoglobina; y, en general, los cereales, los frutos secos o la col rizada y la espinaca, que generan ácido fólico que ayuda a producir glóbulos rojos y sanos.

Los estudiantes de la Unidad Educativa Fe y Alegría conocieron -mediante juegos- los requisitos, recomendaciones y pasos a seguir durante la donación. Y disiparon sus dudas sobre la extracción de sangre para donar, entre ellas si las personas tatuadas no pueden donar. Un médico les aclaró que sí se puede, pero después de 6 meses de haberse tatuado.

Otra de las dudas despejadas tiene que ver con la suposición de que las personas donantes quedan débiles. El doctor Eduardo Wright explica al respecto que “entre los pasos a seguir, posterior a la donación, es tomar unos minutos y luego vuelve a su jornada habitual. Lo que si debe hacer es que, previo a alguna actividad física extrema, tomar alrededor de 4 horas de descanso. No hay efectos posteriores de ninguna clase”.

Nakin Véliz, director del Distrito de Salud, señaló que “la finalidad de invitar a los estudiantes que bordean los 17 años, es que al no estar impedidos de donar -siempre mientras se cuente con el permiso de sus padres- se crea desde temprana edad la cultura y la solidaridad con los demás, teniendo el conocimiento apropiado; así empezamos a ser donantes voluntarios constantes”.

Y a propósito de la donación voluntaria, en esta “casa abierta”, luego de recibir la información respectiva de este proceso, se inscribió a posibles donantes de sangre; pues el Distrito de Salud tiene el objetivo de lograr un banco permanente de personas donadoras.

20 personas manifestaron en el acto su adhesión voluntaria; y, si usted también quiere hacerlo, acérquese a la Administración del Distrito de Salud ubicado en la Avenida 24 y Calle 13 (ciudad de Manta), específicamente a la Unidad de Promoción de la Salud, y facilite sus datos personales, pues se prepara una campaña para obtener donación masiva de sangre.

FUENTE: Distrito de Salud 13D02 (Manta), mediante boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Rebeca Alarcón Mieles, analista de comunicación, imagen y prensa.
Anuncios