Los responsables de la salud pública en los cantones Manta, Jaramijó y Montecristi -que conforman el Distrito de Salud 13D02-, mantienen activo su plan anual por el cual tratan de erradicar la presencia de mosquitos Aedes Aegypti, transmisores de enfermedades comunes tales como dengue, zika y chikungunya.

Su trabajo consiste en fumigar con insecticida las habitaciones, los patios y sus alrededores, para eliminar los mosquitos desarrollados en esos ambientes. Y, paralelamente, diluyen larvicida Abate dentro del agua estancada en aljibes, tanques, tachos y otros depósitos, con lo cual eliminan las larvas de los mosquitos antes de que puedan desarrollarse.

Este trabajo está a cargo de brigadas equipadas con bombas para fumigación dentro y fuera de las habitaciones, que además llevan los compuestos químicos plaguicidas. Entre los brigadistas van promotores de la salud, cuya misión es instruir a las familias acerca de cómo se propagan las enfermedades llamadas virales, a la vez que las incentivan para que tomen las precauciones del caso, como es no tener agua expuesta donde se forman criaderos de larvas.

Aparte de las brigadas ambulatorias, el plan echa mano de los comités ciudadanos locales de salud, que mediante charlas didácticas consiguen que los ciudadanos ofrezcan mayor apertura a los brigadistas, de tal modo que puedan ingresar a las casas y hacer su trabajo correctamente.

Es así que durante el primer semestre del año en curso se ha logrado aplicar el Abate en 104.509 casas y fumigar 51.359. Aún existen casas a las que no se ha podido acceder, “ya sea por ausencia de personas cuando se desplazan las brigadas o (porque) las familias no nos permiten acceso. Sin embargo esa renuencia de los ciudadanos va bajando considerablemente cuando se informan de la labor que realizan nuestras brigadas”, aclaró Rubén Zambrano, de la Estrategia de Prevención del Distrito.

El funcionario informó que “El Cantón Manta ha sido abatizado; se concluyó Jaramijó y actualmente se trabaja en Montecristi. En este cantón ya estuvimos en Aníbal San Andrés y en el centro (de la ciudad); esta semana estamos llegando a Pepa de Huso, La sequita y la parte de los Bajos de Adentro; y luego continuamos con La Pila, Colorado y El Arroyo, y se retorna en Manta”.

Sobre las acciones de fumigación, el funcionario señala que primero se realiza el trabajo preventivo como es la aplicación de Abate y la instrucción a las familias sobre el uso de este producto. Las brigadas están ahora en estos sectores de Manta: Los Esteros, Zona Cero, San José y el sector de Playita Mía. Posteriormente irán a Jaramijó y luego a Montecristi.

En el Distrito de Salud se advierte que el éxito de este plan radica no solo en el trabajo del personal que labora en las unidades de salud, sino en las acciones concretas que realizan las familias en el interior de sus casas, tomando en cuenta que en la mayoría de los casos el mosquito transmisor se reproduce en los recipientes que contienen agua limpia.

FUENTE: Distrito de Salud 13D02 (Manta), mediante boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Rebeca Alarcón Mieles, analista de comunicación, prensa e imagen.
Anuncios