Tres barrios de la turística Parroquia Rural Santa Marianita (suroccidente) son beneficiarios de recientes obras viales, internas y externas. El Gobierno municipal de Manta ha pavimentado algunas calles de la cabecera parroquial, mientras prosiguen los trabajos de ampliación de la carretera que se extiende hasta la no menos turística Parroquia Urbana San Mateo (noroccidente).

En el Barrio San Antonio se renovó la infraestructura de dos calles y se las pavimentó con carpeta asfáltica de 1.5 pulgadas de espesor. También se construyó un badén (tramo de vía que desciende a un cauce para permitir el paso de vehículos) y se hizo bordillos exteriores de hormigón simple. Todo eso a un costo de 50 mil dólares.

En el Barrio El Pescador se construyó un piso de hormigón de 12 cm de espesor sobre nueva infraestructura con mejoramiento y sub-base; y se hicieron bordillos y aceras, todo lo cual significó un desembolso aproximado a 60 mil dólares.

Para el sector de Punta La Barca se construyeron aceras y bordillos en la continuación de la vía de acceso a este barrio, con una inversión aproximada a 60 mil dólares.

Aparte se está trabajando en la regeneración y ampliación de la vía que une a Santa Marianita y San Mateo. Esta vía disminuirá el tiempo de viaje entre las dos cabeceras parroquiales, facilitando enormemente la movilización de sus habitantes y de quienes llegan hasta allí por asuntos familiares, de negocios o de turismo.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín informativo y fotos con firma de Gema Arteaga Briones, directora de gestión de comunicación.