En los cinco últimos años, y con bastante frecuencia, en algunos lugares concurridos de la ciudad de Manta suelen presentarse pequeñas muestras de productos artesanales, principalmente alimenticios. La mayor parte de ellos pertenece a la iniciativa emprendedora de personas que, al no encontrar un empleo decente y recompensado, intentan ganarse la vida por cuenta propia.

Aquellas microferias las organizan y promueven, conjuntamente, el Gobierno municipal de Manta y el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES). Y el objetivo es incentivar e impulsar esos emprendimientos incipientes, procurando que el público los conozca y compre los productos que se le ofrecen. Si hay ventas, aunque inicialmente sean pocas, el emprendimiento sigue y puede mejorarse; y, tal vez, pronto podría consolidarse y sentar las bases para una empresa sostenible y rentable.

El orgullo de procurar la autosuficiencia laboral.

La situación presente del mercado local no es tan halagüeña para los microemprendimientos faltos de capital para mantenerse activos mientras llega la hora de la cosecha. Primero, por el estancamiento de la economía ecuatoriana en general; y, segundo, porque las empresas que ocupan abundante mano de obra tampoco han aumentado en Manta y esto impide el crecimiento de la demanda comercial. Así que es incierta la tarea de cultivar esos emprendimientos, pese a los exiguos estímulos estatales.

En todo caso se hace el intento y ojalá que no haya derrotas.

Exposición reciente

El día miércoles 2 de octubre del 2019, en el parque central de la ciudad se realizó la feria “Manos Emprendedoras”, con la participación de 40 emprendedores locales y artesanos de Montecristi, Jama y Pedernales. De allí extraemos las siguientes experiencias.

Mafer Chamba y sus caramelos medicinales.

Hace cinco meses, afectada por una amigdalitis, María Fernanda Chamba consumió miel con jengibre y con esto consiguió su mejoría. A partir de esta experiencia personal se le ocurrió elaborar caramelos medicinales a base de jengibre, menta y eucalipto. Hasta la fecha le va muy bien vendiéndolos.

Similar es el caso de Mónica López, habitante de San Mateo, que produce salchichas, croquetas y hamburguesas de pescado. Asegura que si tuviera un vehículo refrigerado estaría distribuyendo fuera de la provincia. Actualmente produce sobre pedido.

Estas son dos de muchas historias de emprendedores en Manta. “Con el Gobierno municipal de Manta y el MIPRO tenemos mayor difusión y activación económica de los emprendimientos; nos ayudan con las ferias”, dijo Ángel Contreras, presidente de la Asociación de Emprendedores de Manta.

FUENTE: Con aportes de un boletín y fotos del Gobierno municipal de Manta.