La emergencia no exime pago de pensiones alimenticias

Según información del Consejo de la Judicatura (CJ) ecuatoriana, el Sistema Único de Pensiones Alimenticias (SUPA) se encuentra totalmente operativo y, por lo tanto, no existen inconvenientes para que los alimentantes puedan realizar el pago puntual de sus obligaciones.

En la reinstalación No. 7 de la sesión extraordinaria permanente No. 020-2020 del 8 de abril de 2020, el pleno de la Judicatura conoció los informes técnicos según los cuales, durante la emergencia sanitaria por la COVID-19, el SUPA ha funcionado con normalidad. Sin embargo, advierte la Judicatura, desde la segunda quincena de marzo se ha registrado de manera injustificada una recaudación menor a la habitual.

Frente a esta situación, el pleno del CJ resolvió solicitar a la Superintendencia de Bancos que disponga al Banco del Pacífico y otras entidades financieras, a través de las cuales se canaliza el pago de pensiones alimenticias, que habiliten un sistema de transferencias en línea específico para este tema.

Se resolvió, además, dirigir un oficio al Ministerio de Finanzas para que las transferencias de los valores correspondientes a las pensiones alimenticias que pagan los servidores públicos, se realicen de manera oportuna.

A escala nacional son 954.965 los beneficiarios de pensiones alimenticias, principalmente niñas, niños y adolescentes (mujeres y hombres).

FUENTE: Consejo de la Judicatura (Quito), mediante boletín con firma de su Dirección Nacional de Comunicación.