La pausa obligada cambió al Mercado Playita Mía

El mercado municipal de la Playita Mía (Tarqui, Manta), donde predomina la venta de pescados y mariscos frescos, reinició sus actividades aplicando estrictas medidas de bioseguridad para evitar que el coronavirus SARS-CoV-2 se propague por allí. Había permanecido inactivo durante dos semanas consecutivas, después de saberse que uno de sus trabajadores enfermó de COVID-19, la patología ocasionada por el virus.

Retomó su actividad al amanecer del día lunes 11 de mayo del 2020, pero sin el ritmo habitual de antes de la detección del enfermo. Su estructura de piso de cemento, columnas y techo de caña guadua cubierto con láminas impermeables, sin paredes, está cercada con pallets de madera puestos de lado uno junto al otro y sujetados mediante trozos de tablón y clavos. La parte de afuera, donde se realiza el comercio mayorista, también fue cercada con otro tipo de vallas.

Ahora es imposible acceder por cualquier lado y es obligatorio buscar el sitio de ingreso y el de salida. En el primero hay guardias de seguridad y un punto con personal sanitario verificando que nadie que entre tenga fiebre o algún otro síntoma de la COVID-19. Para esto se utilizan termógrafos.

Área de pescados y mariscos./ GAD Manta

Y nadie adentro o alrededor puede andar sin mascarilla, protector de uso obligado mediante ordenanza municipal, para toda persona que circule en los espacios públicos del Cantón Manta mientras dure la emergencia sanitaria. También es obligado el uso de alcohol antiséptico en gel para desinfectarse las manos, guantes, camisa mangas largas, pantalón y zapatos cerrados.

Que todas estas precauciones tengan fiel cumplimiento está bajo la vigilancia y control de personal municipal, en conjunto con la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas. El mercado funciona diariamente, de lunes a viernes, desde las 05h00 hasta las 12h30.

Control médico antes de ingresar./ GAD Manta

Además se controla el ingreso y salida de carga, acto debidamente regulado por el Ministerio de Acuacultura y Pesca, para garantizar que los productos sean aptos para el consumo ciudadano. Y se prohíbe la descarga y comercialización de productos en la playa de Tarqui.

El mercado de Playita Mía permaneció inactivo durante 15 días, luego de conocerse el caso de la persona infectada y por voluntad de un acuerdo entre las asociaciones de comerciantes que allí laboran y la Administración municipal de Manta, para preservar la salud de los ciudadanos.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos.