Día 76: encierro social reprime a la COVID-19 en Ecuador

Con la información ministerial de hoy parece que el confinamiento social ha surtido el efecto deseado y la propagación de la pandemia está en mínimos.

La infografía de las curvas muestra una tendencia de aplanamiento prolongado en Guayas y Los Ríos, uno más corto en Manabí, y uno que ha empezado en Pichincha y El Oro, las provincias con más casos de contagio en este país suramericano. Esto podría ser la consecuencia de las medidas oficiales de aislamiento social y de todas aquellas destinadas a proteger a las personas para evitar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2.

Pero no es momento aún para celebrar, porque el represamiento solo significa que el virus está contenido, esperando una nueva oportunidad para seguir metiéndose en las personas. El aflojamiento desprevenido de aquellas medidas restrictivas daría lugar a un desbordamiento de dimensiones incalculables.

Aparte de que los resultados mostrados en el gráfico tienen una arista de infidelidad. Ateniéndonos a recientes reportes acerca de las defunciones inscritas y contabilizadas en el Registro Civil, y a lo que se dice bajo reserva en algunos lugares del país, en las últimas semanas se han enterrado muchos muertos no registrados en los asientos contables del Ministerio de Salud Pública (MSP). El caso es que fallecieron en sus respectivas casas, con signos inequívocos para COVID-19, pero los deudos no lo notificaron a las autoridades sanitarias para librarse del engorroso y doloroso trámite de pasar por un hospital aprensivo y desbordado.

Examine las tres infografías del MSP, con corte contable a las 08h00 de hoy, jueves 14 de mayo del 2020, pero divulgadas durante la tarde.

FOTO: El Gobierno de los E.U.A. hizo una donación de insumos hospitalarios para personal sanitario que trata a los pacientes de COVID-19 en Ecuador (MSP, tomada de Twitter).