Prolijo cuidado sanitario en playas de Manta reabiertas

Los agentes de control se aseguran de que se cumpla el distanciamiento social y otras medidas de bioseguridad./ GAD Manta

Tres playas marinas del Cantón Manta (suroeste de Ecuador) ya están otra vez disponibles para el público, luego de haber estado vedadas en razón de la pandemia COVID-19. Son El Murciélago y Tarqui, al pie de la ciudad; y, Santa Marianita, al suroeste. Pero para ingresar a ellas hace falta cumplir a rajatabla el protocolo de bioseguridad respectivo.

El acceso de personas está limitado para evitar aglomeraciones y garantizar la seguridad y la salud.

La reapertura de esas playas ocurrió el martes 1 del mes de septiembre en curso, y desde el fin de semana recién pasado las autoridades públicas competentes intensificaron los controles debido a la mayor afluencia de visitantes.

Además, se redistribuyó a los bañistas que ingresaban a las playas, después de observar con las cámaras de video vigilancia que habían zonas disponibles en el lugar; es decir, donde no existía riesgo de acumulación de personas.

La Policía vigila que no hay amontonamientos./ GAD Manta

Desde el Municipio de Manta se pidió “máxima prudencia, responsabilidad y colaboración, porque es muy importante respetar todas las medidas de seguridad frente (a la) COVID”.

Medio centenar de agentes de control garantizaron que se cumplan las normas de bioseguridad, bajo un patrullaje permanente.

Control tecnológico

Previamente el Sistema Integrado de Comunicación ECU 911 había creado la plataforma tecnológica “Distancia2”, para controlar el aforo y el distanciamiento social en los tres balnearios. La plataforma trabaja a la par con las cámaras de video vigilancia y la megafonía instaladas en esas playas: El Murciélago, Tarqui y Santa Marianita.

Según el Municipio, estas medidas buscan minimizar el riesgo de contagio, emitiendo mensajes preventivos y disuasivos en tiempo real a través de la megafonía.

FUENTE: Boletín y fotos proporcionados por el Gobierno municipal de Manta.