El agente fiscal involucrado en el caso que se investiga sobre la muerte confusa de la modelo Naomi Arcentales, de El Carmen (Ecuador), sigue impedido de ejercer su cargo hasta que el pleno del Consejo de la Judicatura disponga lo contrario.

Así lo resolvió ese pleno de la Judicatura, durante su sesión ordinaria N° 16-2022, celebrada en Quito el día martes 8 de febrero del 2022.

El Consejo declaró nula la revocatoria de la suspensión dictada por su expresidenta, María del Carmen Maldonado, por carecer de motivación y porque no han variado las circunstancias que generaron la suspensión del agente fiscal de Manabí, J.C. Izquierdo.

Por este motivo sigue vigente la medida de suspensión del servidor judicial, dictada por un periodo de 90 días.

En rueda de prensa, el pleno del Consejo de la Judicatura, presidido por Fausto Murillo Fierro, explicó que, en virtud de la sentencia de la Corte Constitucional que retiró a la Presidencia de dicho Consejo la facultad que tenía de suspender a funcionarios judiciales, solicitó los informes pertinentes a la Dirección Jurídica y a la Dirección General de la Judicatura, para que su cuerpo colegiado analice el tema y tome una decisión.

Por pedido del vocal Juan José Morillo, con el apoyo de los vocales Maribel Barreno y Xavier Muñoz, se incluyó como primer punto del orden del día en la sesión de hoy (martes 8 de febrero del 2022), el tratamiento de este tema.

De acuerdo con las consideraciones de orden legal y jurídico que constan en el informe, la resolución adoptada por la presidenta María del Carmen Maldonado, el 2 de febrero del 2022, de revocar la medida de suspensión dictada contra el fiscal Juan Carlos Izquierdo Cedeño, no tiene motivación suficiente y por lo cual genera su nulidad.

El fiscal, a partir de la notificación de esta resolución, estará suspendido en el ejercicio de sus funciones hasta cuando se tenga que tomar la decisión que corresponda”, explicó Fausto Murillo Fierro, presidente en funciones del Consejo de la Judicatura.

Hace poco, Naomi Arcentales fue hallada muerta en la habitación del hotel donde convivía con el fiscal Juan Carlos Izquierdo, en la ciudad de Manta (suroccidente de la provincia de Manabí), atribuyéndose inicialmente su muerte a un aparente suicidio. Pero el curso de las posteriores investigaciones halló indicios de un posible crimen y esto, más la presión de la familia de la víctima, llevó a la presidenta del Consejo de la Judicatura a dejar en suspenso el desempeño profesional del funcionario de la Fiscalía. Sin embargo, la misma presidenta, en la víspera de su renuncia a tal función, levantó aquella medida cautelar, que el pleno de la Judicatura ha dispuesto mantener vigente hasta segunda orden (NOTA de RM).

FUENTE: Consejo de la Judicatura (Quito, Ecuador), mediante boletín para medios fechado el 8 de febrero del 2022 y remitido, con la foto adjunta, por su Dirección Nacional de Comunicación Social.

100 años de Manta (1922 – 2022).