Hubo toda la justificación del mundo. Es de Calceta y pertenece a una de las familias más prominentes de esta ciudad. Dirige la Escuela Superior Politécnica Agropecuaria de Manabí (ESPAM), fundada por su hermano Manuel Félix López, empresario y político ya fallecido. Y es la única mujer en el flamante Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) transitorio, elegido por la Asamblea Nacional de la República de entre las ternas propuestas por el presidente Lenín Moreno.